iberica 2000.org


Las Golondrinas, sus viajes, sus enemigos, su penitencia...

(3186)

LOS CUADERNILLOS DE EL CÁRABO...
¿Qué diferencia hay entre una Golondrina y una carta urgente en el saco de un cartero? Pues ninguna. Las dos pesan menos de 20 gramos y pueden ir a cualquier parte del mundo... sin pedir nada a nadie.

¡Educar es sembrar para conservar!

En los números 45, 46, 50, 51, 54 y 57 de esta revista juvenil también para mayores, podéis encontrar todas las curiosidades sobre estas aves emblemáticas de nuestras ciudades, tan valiosas como responsables de luchar contra los insectos y sus plagas, que tanto nos molestan durante el calor. ¡Imprescindible para educadores y padres que quieren iniciar a sus hijos en el respeto por la Naturaleza!


La revista El Cárabo es la edición española de la francesa "La Hulotte", escrita e ilustrada por Pierre Déom.

No hay nada más tierno en el mundo, querido, que el espectáculo de estos cuatro grandullones asomados al borde del nido de barro, impecablemente vestidos con un nuevo esmoquin: traje negro de cola de pingüino, con pechera blanca... y un baberito color pelo de camello pegadito justo bajo el pico... entre el día 17 y 20 de su nacimiento, deben salir del nido.
¡Pero eso implica grandes riesgos cuando se nace en las complicadas urbes!


El cernícalo sobre el cielo, también es uno de los peligros a los que están sometidos los polluelos tiernos e inexpertos. Aunque las colónias de Golondrinas adultas se unen, para expulsarlo de su espacio aéreo. Pero es la ley de la naturaleza, unos son comidos para que otros sobrevivan...


El gato doméstico también puede ser un enemigo atroz para estas jóvenes aves tan benefactoras para el hombre.

Estas aves son perfectamente capaces de hacer un viaje de ida y vuelta de 10.000 o 15.000 kilómetros por encima de los mares, montañas y desiertos de arena...


En sus viajes a África para pasar los crudos inviernos europeos, al cruzar el mar, pueden pararse a reposar en los cables de algún barco. Pero si una impetuosa tormenta las pilla, puede acabar esa trayectoria en Apocalipsis, y arrojar al mar a toda una bandada de miles.

Y aún cuando alcanzan las costas africanas, deben afrontar miles de situaciones en 4.000 kilómetros hasta llegar a Guinea, Liberia, Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Camerún, República Centroafricana, Gabón, Congo e incluso las tierras alejadas de Angola a 5.800 km de su punto de nacimiento. A veces no emplean ni un mes en la increible azaña...

Para más información y solicitar estos interesantísimos ejemplares:
* Biodivers.com (Enlace...)
elcarabo@biodivers.com

Insertado por: Redac.Ibérica2000 (31/01/2004)
Fuente/Autor: biodivers.com