iberica 2000.org


Perú, se acaba en los Andes

(1929)

ASÍ NACE, LA COOPERACIÓN EN ALTO AMAZONAS. PAMPAYACU.
Mi implicación en el mundo de la cooperación en Alto Amazonas, nace de este artículo. La llegada a la selva amazónica de Perú es uno de los espectáculos más bellos que jamás he visto. Como cooperante he trabajado en diversos países amazónicos y Perú se lleva el premio a la postal más bella desde el aire.

Pero la clave de este texto no es ni la estética, ni sus gentes, ni sus costumbres.
La clave es que tras muchos meses en Alto Amazonas peruano, concretamente en el distrito de Jeberos, puedo llegar a una conclusión tal vez obscena pero que cada vez veo más clara. Perú se acaba en los Andes por que es donde empieza la Amazonía, y la Amazonía es un mundo único al que ningún país puede ponerle fronteras.

La Amazonia no es Perú, ni Venezuela, ni Bolivia, ni Ecuador, ni Brasil o Colombia. La Amazonia es única e indivisible. Para mi, la Nación Amazónica debería poder disfrutar de las tan de moda frases en España como "Nación Histórica".

Cooperando en diversos países te das cuenta que la problemática de la Amazonia es que tiene muchos supuestos dueños, cuya escritura de propiedad únicamente es una frontera dibujada en un mapa.

La comunidad indígena selvática en general no puede participar de esa división mecánica. Pregunten a un peruano del Alto Napo (zona de disputa con Ecuador) si le importa ser peruano o ecuatoriano. La respuesta es que les importa no ser libre. Un yanomami brasileño o venezolano envidia no haber reducido con su fama de violentos a quienes les quitaron no solo sus tierras sino sus raíces.

Los Huitoto Colombianos, marcan su diferencia por el río Putumayo. La tercera etnia más antigua de Sudamérica pierde su unidad por una frontera dibujada con tiralíneas. Son indios y ni a un gobierno le importan ni a al otro tampoco.

Recuerdo el PRONAA de Perú. Es un Programa de Alimentación que se da en los colegios con productos comprados por el gobierno a agricultores del país.

Si tuvierais acceso a los archivos del PRONAA os daríais cuenta que las partidas destinadas a cada zona del país son muy diferentes en cantidad (los niños de la costa comen más, que los de la sierra, y más aun que los de la selva) y en calidad (en la costa hay jamón inglés o York, galletas, chancho, pescado en conserva, y en la selva no más llega un poquito de arroz, frijol y arveja).

Es por ello que pienso y pensaré siempre que la Amazonia, la cultura selvática es UNA, GRANDE y NO LIBRE compuesta por centenares de etnias, ejemplo de multiculturalidad e interculturalidad que se ahogan en fronteras impuestas que no más les hacen daño, avocándolos a las extinción.

No echemos la culpa solo a madereras y petroleras. Los gobiernos desatienden, exterminan lentamente una población non grata que hoy lucha por sobrevivir, sin saber muy bien su nacionalidad pero con la certeza y el orgullo de saber que son indígenas amazónicos.

Insertado por: PAMPAYACU. Asoc. Para el desarrollo de las comunidades indigenas (20/10/2004)
Fuente/Autor: Jose María Ramírez Aguilar.