iberica 2000.org

[Propuestas]  [En portada] [Directorio]  [Lo + nuevo]

EL CULTIVO DEL CALABACÍN.
Una agricultura de andar por casa... (consejos y detalles)

El origen del calabacín no está del todo claro, por una parte parece ser que procede de Asia. Su nombre aparece entre las hortalizas citadas por egipcios y existen pruebas de que también eran conocidos por los romanos.

Otras fuentes atribuyen su origen a la América precolombina, concretamente en la zona de México; siendo una de las especies que introdujeron los españoles en Europa, durante la época del descubrimiento.

Dentro de la especie Cucurbita pepo se distinguen dos subespecies, la subsp. ovifera y la subsp. pepo, el calabacín pertenece a esta última. El grupo de los calabacines fue seleccionado a partir del tipo "cocozelle" en el sur de Europa, extendiéndose posteriormente a todas las regiones templadas del mundo.

(imagen omitida)


Familia: Cucurbitaceae.
Especie: Cucúrbita pepo L. subsp. pepo.
Esta especie comprende dos variedades botánicas: var. condesa y var. ovifera, siendo la primera a la que pertenecen los calabacines y la segunda con destino ornamental.


Botánica curiosa.
La floración es monoica, por lo que en una misma planta coexisten flores masculinas y femeninas. Son solitarias, vistosas, axilares, grandes y acampanadas. El cáliz es zigomorfo (presenta un solo plano de simetría) y consta de 5 sépalos verdes y puntiagudos. La corola es actinomorfa y está constituida por cinco pétalos de color amarillo. La flor femenina se une al tallo por un corto y grueso pedúnculo de sección irregular pentagonal o hexagonal, mientras que en las flores masculinas (de mayor tamaño) dicho pedúnculo puede alcanzar una longitud de hasta 40 centímetros. El ovario de las flores femeninas es ínfero, tricarpelar, trilocular y alargado. Los estilos, en número de tres, están soldados en su base y son libres a la altura de su inserción con el estigma, este último dividido en 2 partes. Las flores masculinas poseen tres estambres soldados.

(imagen omitida)


Flor del calabacín hembra.


El calabacín no es demasiado exigente en temperatura, menos que el melón, pepino y sandía, aunque soporta temperaturas más elevadas.

La humedad relativa óptima del aire en el invernadero oscila entre el 65% y el 80%. Humedades relativas muy elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas y dificultan la fecundación.

Variedades de calabacín:

- Blanco precoz.
- Belleza negra.
- Verde perfection.
- Verde de Italia.
- Verde de Algar.
- Verde hortelano.
- Redondo de Niza.
- Verde Storr (híbrido).
- Ambassador.

La gran masa foliar de la planta y el elevado contenido en agua del fruto (alrededor de 95%), indican que se trata de un cultivo exigente en agua, por lo que el rendimiento dependerá en gran medida de la disponibilidad de agua en el terreno. No obstante, los excesos de humedad en el suelo impiden la germinación y pueden ocasionar asfixia radicular, y una escasa humedad puede provocar la deshidratación de los tejidos, la reducción del desarrollo vegetativo, una deficiente fecundación por caída de flores, redundando en una disminución de la producción y un retraso del crecimiento.

(imagen omitida)


Es una planta muy exigente en luminosidad, por lo que
una mayor insolación repercutirá directamente en un aumento de la cosecha.


Este vegetal es poco exigente en suelo, adaptándose con facilidad a todo tipo de suelos, aunque prefiere aquellos de textura franca, profundos y bien drenados. Sin embargo se trata de una planta muy exigente en materia orgánica. Los valores de pH óptimos oscilan entre 5,6 y 6,8 (suelos ligeramente ácidos), aunque puede adaptarse a terrenos con valores de pH entre 5 y 7. A pH básico pueden aparecer síntomas carenciales, excepto si el suelo está enarenado.

Es una especie medianamente tolerante a la salinidad del suelo y del agua de riego, (menos que el melón y la sandía y más que el pepino).
Se trata de una planta muy exigente a en cuanto a la humedad del suelo, requiriendo riegos frecuentes, aunque en suelos arcillosos el exceso de humedad suele ocasionar problemas en las raíces.


Ciclos de cultivo:
Extra-temprano (siembras de agosto-septiembre; recolección de septiembre hasta finales de diciembre), temprano (siembra de octubre-noviembre; recolección desde final de noviembre hasta finales de febrero), semi-tardío (siembra en febrero; recolección desde marzo hasta junio) y tardío (siembra a principio de abril, iniciándose la recolección en junio).

Por tanto, las características de la variedad deberán ajustarse a las fechas elegidas para la siembra, siendo aconsejable el empleo de variedades vigorosas para ciclos tempranos. La mayor parte del cultivo del calabacín se realiza bajo invernadero. Para este tipo de cultivo, prácticamente el 100% de las variedades empleadas son híbridos F1.

(imagen omitida)


Sembrado de calabacín. (sembrado de 23 días. Ibérica 2000 en Anento - Junio 2010)



La siembra.
En calabacín suele realizarse la siembra directa en el suelo o en la capa de arena, a razón de 2-3 semillas por golpe, que se sembrarán juntas al objeto de que al emerger rompan la costra del suelo con mayor facilidad, cubriéndolas con 3-4 cm de tierra o arena, según corresponda. La cantidad de semilla gastada suele ser de unos 10 kg/ha en siembra directa.
La duración de la nascencia en tierra es de 5 a 8 días y en terreno enarenado oscila entre 2 y 3 días.

La siembra de otoño.
Siembra 1ª quincena de agosto.
Siembra 2ª quincena de agosto.
Siembra 1ª quincena de septiembre.
Siembra 2ª quincena de septiembre.
Siembra 1ª quincena de octubre.
Siembra 2ª quincena de octubre.

La siembra de primavera.
Siembra 2ª quincena de diciembre.
Siembra 1ª quincena de enero.


La plantación.
Se lleva a cabo cuando se desea mantener el cultivo anterior más tiempo en el terreno, trasplantando el cepellón procedente del semillero cuando la planta tiene dos o tres hojas verdaderas.

Se hacen caballones a una distancia entre las crestas de cada uno de 3 palmos. Se ponen las plantas de calabacines sembradas a media altura del caballón procurando que sus raíces queden bien cubiertas de tierra y que a la hora de regarlos reciban agua abundante, lo cual sucederá con la inundación de los caballones, sistema que ya explicamos en capítulos anteriores.

Es importante tener en cuanta la distancia entre cada planta (1,5 metros mínimo) ya que estas plantas sacarán unas enormes hojas y en su interior veréis aparecer constantemente las hermosas flores color anaranjado que luego se convertirán en los preciados calabacines.
Cuando se hace en caballón, la distancia entre plantas dentro de estos es de 0,90 a 1,25 metros.


Aclareos entre plantas.
Se llevan a cabo cuando nace más de una planta por golpe, en estado de 2-3 hojas verdaderas (8-10 días desde la germinación), dejando la más vigorosa y eliminando las restantes. En caso de realizarse un segundo aclareo, es conveniente eliminar las plantas cortando el tallo por su base, en vez de arrancarlas, dado que las raíces están más desarrolladas, pudiendo ocasionar daños a las de la planta que se deja en el terreno.


El aporcado.
Práctica que se realiza a los 15-20 días de la nascencia y que consiste en cubrir con tierra o arena parte del tronco de la planta para reforzar su base y favorecer el desarrollo radicular. Es aconsejable no sobrepasar la altura de los cotiledones.


El tutorado.
Es una práctica que se realiza cuando el tallo comienza a inclinarse, con objeto de restablecer su verticalidad, mediante la colocación de un hilo, generalmente de polipropileno (rafia) que se sujeta por un extremo al tallo y por el otro al emparrillado del invernadero. De este modo se aprovecha mejor la iluminación, se mejora la ventilación, reduciendo el ataque de enfermedades y se facilitan las labores y prácticas culturales.

Pueden considerarse dos modalidades:
- Una de ellas consiste en hacer un nudo corredizo en el extremo del hilo que va atado al emparrillado de forma que se pueda ir soltando hilo para ir rodeando a la planta conforme ésta crezca.
- La segunda modalidad consiste en dejar el hilo fijo e ir atando el tallo de la planta con trozos de hilo más cortos al hilo principal.


El destallado.
En el calabacín no se realiza la poda de formación, por lo que la poda se ve reducida a la limpieza de brotes secundarios, que deben ser eliminados cuanto antes.


El deshojado.
Sólo se justifica cuando las hojas de la parte baja de la planta están muy envejecidas o cuando su excesivo desarrollo dificulte la luminosidad o la aireación, ya que de lo contrario traería consigo una reducción de la producción. No deben eliminarse más de dos hojas.


Limpieza de flores y de frutos estropeados o enfermos.
Las flores del calabacín se desprenden una vez completada su función, cayendo sobre el suelo o sobre otros órganos de la planta, pudriéndose con facilidad. Esto puede suponer una fuente de inóculo de enfermedades, por lo que deberán eliminarse cuanto antes.

Consiste en suprimir los frutos que presenten daños de enfermedades, malformaciones o crecimiento excesivo, para eliminar posibles fuentes de inóculo y evitar el agotamiento de la planta.


Los riegos.
En general el calabacín es una planta exigente en humedad, precisando riegos más frecuentes con la aparición de los primeros frutos. No obstante, los encharcamientos le son perjudiciales, y en las primeras fases del cultivo no son convenientes los excesos de agua en el suelo para un buen enraizamiento.
Los sistemas de riego más utilizados en calabacín en invernadero son el riego localizado (goteo y exudación) y el riego a pié (a manta y por surcos).

En riego localizado, el primer aporte se dará un día antes de la siembra, no siendo conveniente alargar demasiado los riegos posteriores a la nascencia, dando riegos ligeros tras la misma, de volumen y frecuencia variable en función del suelo y época de siembra. Es aconsejable someter a la planta a un pequeño período de sequía en estado de 3-4 hojas verdaderas, con el fin de favorecer un potente sistema radicular. Aproximadamente una semana antes del inicio de la recolección deben incrementarse los riegos tanto en volumen como en frecuencia, siendo este aumento progresivo hasta que el cultivo alcance la plena producción.

En riego a pié, el primer aporte de agua se realiza un día antes de la siembra. Tras la nascencia es conveniente retrasar los riegos hasta los 20-25 días cuando el suelo está en tempero. A partir del segundo riego, los riegos se llevarán a cabo cada 7-10 días, dependiendo fundamentalmente de la climatología.

El consumo de agua dependerá del marco de siembra, época de cultivo y sistema de riego, oscilando en cultivos con riego localizado entre los 2000 y 2500 metros cúbicos por hectárea y ciclo de cultivo y entre 500 y 600 metros cúbicos por hectárea y ciclo en riego a pié.





Plagas que puede sufrir el cultivo del calabacín.
* Plagas, enfermedades y fisiopatías en este cultivo... (Enlace a información recomendada...)

La recolección del calabacín comenzará 40 días después de la siembra, y continuará durante otros 40-60 días. Cada planta puede producir entre 3 y 4 kg de frutos. Es aconsejable recolectar los calabacín es todos los días o, como muy tarde, cada dos días. En efecto, hasta que no se corta el fruto está creciendo lo que retrasa la formación de los frutos siguientes.

Usos culinarios:
Su consumo ha aumentado fuertemente en la última década, quizás debido precisamente a que su uso en la dieta, cocido o como producto fresco en ensaladas, por un bajo aporte calórico. Se prepara en ensaladas, rebozados, en platos de verduras o arroz, en forma de crema.
Es fuente de betacarotenos y de vitamina C el calabacín (110 gramos de producto aportan la cuarta parte del requerimiento diario de esta vitamina).
Bajo en calorías si se prepara hervido, pero alto si se fríe.


Composición química del calabacín:

- Agua 96%
- Hidratos de carbono 2, 2% (fibra 0, 5%)
- Proteínas 0, 6%
- Lípidos 0, 2%
- Sodio 3 mg/100 g
- Potasio 300 mg/100 g
- Calcio 24 mg/100 g
- Fósforo 28 mg/100 g
- Vitamina A 90 mg/100 g
- Vitamina C 22 mg/100 g
- Ácido fólico (Vit. B3) 13 microgramos/100 g


Polinización entre especies.
Si bien es verdad que algunas especies de plantas se pueden cruzar entre su misma variedad, es poco probable que suceda una desgracia en tu huerto, ten por seguro que si cuidas bien tus plantas tendrás calabacines, largos y redondos de acuerdo a la variedad sembrada sin ningún problema, yo tengo diferentes macetas con calabacines zuchinis, largos, redondos, y de otras variedades y a pesar de que están todas las plantas juntas sus frutos son normales, y no se han presentado híbridos en dos años que tengo sembrando plantas de calabazas.

Si quieres evitar los cruces puedes hacer lo siguiente al inicio de las floración de tus plantas (Calabazas) identifica las flores masculinas de las femeninas toma la flor masculina y tu misma poliniza el estigma de las flores femeninas también puede servir un cotonete con el cual puedes tomar el polen de los estambres y pasarlo al estigma de la flor de ésta manera evitaras los cruces indeseados.


Información relacionada, tratada desde Ibérica 2000:

* La huerta ecológica. (Enlaces...)
* Mercado de Anento.
* Recuperar a los jóvenes.
* Más información sobre el calabacín... (Enlace...)

Información relacionada con el tema de "LA HUERTA", que estamos tratando:

* El diseño del huerto ecológico. (Enlaces...)
* La influencia de la Luna en la horticultura...
* Germinación correcta de las semillas ecológicas
* Tratamientos ecológicos hacia las plagas...
* El mantenimiento de la fertilidad del suelo ecológico
* Listado de insecticidas derivados exclusivamente de plantas y productos naturales.
* Horticultura biológica: Semillas, esquejes, planteles, bulbos...
* Insectos y otros amigos de la huerta.
* El agua y los riegos en la horticultura biológica.
* Cultivando calabazas en la huerta.
* El cultivo de la rúcula.
* El cultivo de canónigos.
* El cultivo de las habas.
* El cultivo del pepino.
* El cultivo de la remolacha.
* El cultivo del rábano.
* El cultivo del calabacín.
* El cultivo del cardo.
* El cultivo de la endivia.
* El cultivo de las lechugas.
* El cultivo de la escarola.
* Las dalias en la huerta, como protector natural.

>> Autor: Redac.Ibérica2000 (18/06/2010)
>> Fuente: Recopilaciones para Ibérica 2000.


[Propuestas]  [En portada] [Directorio]  [Lo + nuevo]

(C)2001. Centro de Investigaciones y Promoción de Iniciativas para Conocer y Proteger la Naturaleza.
Telfs. Información. 653 378 661 - 693 643 736 - 949 837 106 - correo@iberica2000.org